Ballenas Jorobadas en Ecuador

Uno de los espectáculos más impresionantes que brinda la naturaleza sucede una vez al año, de junio a septiembre, en las costas del Ecuador. Se trata del avistamiento de ballenas. Las ballenas jorobadas migran más de 7 000 kilómetros cada año desde las heladas aguas Antárticas en el Polo Sur hasta las costas ecuatorianas para aparearse, dar a luz a sus crías y buscar alternativas de sobrevivencia a su especie Se las ve todos los años. De junio a septiembre llegan desde la Antártica hasta nuestras costas para aparearse y dar a luz a sus crías. Son gigantescas, de tonos blancos, grises y marrones. Muy amigables, juguetean entre el oleaje y coquetean con quienes las contemplan azorados. Son los animales más grandes del planeta. Algunas de las que han nacido en el Ecuador han sido, incluso, bautizadas y nombradas. "Recuerdo que el año pasado fui madrina de una de ellas que ahora lleva mi nombre: María Isabel. Sí, señoras y señores, les hablo de las ballenas jorobadas, de esos seres casi fantásticos que pueblan los Océanos del mundo ayudando a mantener el equilibrio de las aguas, sobreviviendo muchas veces ante las amenazas exteriores